Otoño

Cambio de temporada Otoño/Invierno

Comenzamos Otoño con el Equinoccio, la tierra viaja alrededor del sol y alcanza el punto de equilibrio entre el día y la noche, alrededor del 21 de marzo, la luz diurna dura exactamente lo mismo que la oscuridad nocturna, de ahora en adelante las tinieblas crecerán, haciendo las noches más largas y frías,  y los días más cortos y efímeros. El sol amanecerá cada vez más al norte, cambiando el clima y la temperatura, la velocidad de todo. En el hemisferio norte comienza la primavera, en el sur el otoño. Las hojas comienzan a palidecer y caer, lo que creció fuerte arriba, ahora caduca y se posa sobre el suelo, cubriendo con su manto lo que está abajo.  Cabe preguntarse:

¿Quién procesa las toneladas y toneladas de materia orgánica que el bosque produce en otoño naturalmente año a año?

La vida en el suelo, esa multitud de microorganismos que proliferan bajo el mantillo del bosque, son las encargadas de degradar y transformar la materia orgánica muerta en vida. El mundo es un espejo que refleja los dos polos del planeta, lo que está arriba y lo que está abajo. En esta época del año el suelo come. Por ello, nos preparamos a ralear, rastrillar y barrer en esta latitud sur, ayudando a la naturaleza a caer y transformarse en abono para el suelo. Podamos lo que deba ser retirado y corregido en los frutales, aramos y abonamos para la siembra de esta temporada otoño invierno que comienza.

En este momento nuestra preparación para abordar la labor agrícola es fundamental. Hemos preparado todo este tiempo el abono necesario para usarlo cuando comienza la temporada, hoy es cuando tiene sentido todo el esfuerzo de voltear y voltear el abono fermentado bokashi. Cuando la energía que sudamos volteando, se ve reflejada en la actividad microbiológica que transpira la pila de compostaje. Es como si hiciéramos una fiesta en una casa con las ventanas cerradas, las personas, cual materia orgánica reunida, comenzaríamos a comer, beber y bailar, las ventanas pronto se empañarían, por el calor que nuestra agitación irradiaría, generando las condiciones ideales de humedad y temperatura para que la vida se reproduzca.

Nuestro abono bokashi Pichoi reproduce estas condiciones al fermentar.

Por esto es que les recomendamos probar nuestro abono bokashi Pichoi, entre sus beneficios se encuentran: mejorar las condiciones de vida en el suelo, incorporando un alta gama de minerales, fomentando la micro-biología en tu huerto, protegiendo la salud de tus cultivos. Además es producido de manera sustentable, al estar compuesto de distintos subproductos de otras industrias.

Les presento algunas de las pilas de energía terrenal, en las que hemos puesto el hombro y el sudor, para cocinar la cascarilla de arroz, fundirla con el sijo de carbón y el guano, convirtiéndolas en un abono esencial, capaz de quelatar minerales para hacerlos disponibles a las plantas. Abonar es hacer el bien por el suelo, es componer el desgaste de minerales y microbiología que significa sostener un cultivo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Agricultor urbano
Camarada R+ abonando las berenjenas

 

Plural: 2 Comentarios Añadir valoración

  1. marianela Azócar z. dice:

    Hola Rama:
    Muy buena la página.
    Me gustaria comprar el libro que hicieron «Huerta: cosecha lo que siembras», si lo tienen ustedes lo puedes llevar el jueves a Lo Matta? si no, donde lo puedo encontrar?
    Saludos
    Marianela Azócar

    1. Chajkran dice:

      Hola Marianela,
      Gracias por tu comentario.
      Sí, tenemos un ejemplar, mañana Rama te lo lleva.
      Saludos
      Cc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.