Preguntas frecuentes

Preguntas Frecuentes

Los almácigos que incluyen los bancales son plantines de temporada sujetos a disponibilidad. Es decir, corresponden plantas propias de la época. En agricultura existen principalmente dos temporadas de cultivo: Primavera/Verano & Otoño/Invierno. En cada una de ellas, se cultivan distintas variedades que se desarrollarán apropiadamente según la temperatura y la cantidad de luz disponible. Todos los almácigos están sujetos a disponibilidad, lo que quiere decir, que quien adquiere un huerto puede solicitarnos ciertas plantas; como el ciboullette o el orégano, pero no siempre podemos proveerlas debido a la temporada y a la demanda.

Las plantas de fruto requieren mucha energía para desarrollarse, por eso se cultivan principalmente en Primavera/Verano, debido a la cantidad de luz y calor de la temporada, como son: Tomate, Berenjena, Pepino, Ají, Pimentón, Zapallo, Frutilla, Repollo. Sin embargo, también se cultivan durante esta temporada Albahaca, Cilantro y Orégano que son plantas de hoja, pero que se desarrollan bien sobre cierta temperatura y luminosidad.

A pesar de que hay hortalizas que se cultivan durante todo el año, tales como: Lechuga, Acelga, Zanahoria, Perejil, Puerro, Rabanito, Betarraga, Cebolla.

Durante la temporada Otoño/Invierno; las hortalizas cultivables son: Habas, Arvejas, Brócoli, Coliflor, Kale, Colinabo, col de Bruselas, Apio, Ajo.

Dependiendo del tamaño del proyecto. Los valores de los productos en la web están circunscritos al Gran Santiago + Colina. Debido a que los productos que ofrecemos en esta página requieren una instalación personalizada, no podemos llegar a todo lo extenso del territorio nacional, aún.

El compostaje es la mezcla de materiales orgánicos (restos de poda, de cosecha y post-cosecha, guano o estiércol de ciertos animales, pasto, fruta podrida, restos de la cocina, etc) para la descomposición en condiciones aeróbicas (con oxígeno) que se emplea para mejorar la estructura del suelo y proporcionar nutrientes. Lo cual requiere necesariamente de voltear la pila (Airear) una vez se inicia el proceso activo de descomposición de la materia orgánica.

Por la adquisición de una compostera incorporamos un pequeño Manual para el compostaje casero, donde explicamos en detalle, que se puede y no se puede compostar.

Puedes cosechar humus en promedio, 2 veces al año, por supuesto que depende de la salud del núcleo de tus lombrices. Una vez que has llenado todos los compartimentos de la lombricera, debes esperar y observar cada tanto hasta que aparezca tierra oscura que es el humus. Una vez que veas abundante presencia de humus, puedes harnear o “colar” con el mismo marco, los residuos dentro de la vermicompostera.

Sí, los mosquitos forman parte de la cadena trófica. Cuando decidimos gestionar residuos orgánicos es natural la emergencia de mosquitos o moscas de la descomposición. Puedes agregar una capa de cartón o diario sobre los residuos frescos para disminuir la cantidad de bichitos que emerjan. Recuerda que las lombrices son fotosensibles, es decir, no les gusta la luz, por ende, es bueno mantener la vermicompostera tapada y/o cubierta. La temperatura ideal de las lombrices varía entre los 18° y 25° Celsius.

NO hacemos retiro de los rastrojos o restos vegetales producto de la poda de frutales. Las ramas quedan amarradas en el lugar donde indique el residente.

Sobre el servicio de jardinería productiva.

En agricultura orgánica el suelo está VIVO, no es materia inerte, tiene millones de micro y macroorganismos que participan en el ciclo de la materia.

Por ello las hojas son consideradas en agricultura orgánica de manera distinta a como son consideradas en la jardinería tradicional.

Los jardineros generalmente retiran las hojas secas del suelo <<porque se ve>>»sucio». Sin embargo, con esa idea de higiene y ornato, en realidad lo que están haciendo es contaminar y contribuir a la erosión del suelo.

Lo que hacen es quitarle la protección y nutrición orgánica al suelo.

Lo que nosotros hacemos es usar las hojas como «mulch» o cobertura vegetal, similar a la paja en el huerto. Entonces llenamos los macizos o las tazas de los árboles con hojas secas, e incorporamos microorganismos benéficos para que descompongan y abonen naturalmente la tierra de donde provienen.

Las hojas se degradan en moléculas de carbono que luego le sirven a las raíces y otros microorganismos para vivir.

Lo que hacemos es imitar a la naturaleza y no ir en contra de ella.

El servicio dura entre 45 min – 2 hrs dependiendo de la extensión del jardín.

×